Si quieres instalar una piscina en una azotea y conseguir un resultado fiable, seguro y profesional es recomendable que apuestes por una empresa de piscinas con suficiente conocimiento y experiencia, como hacemos en Piscinas Salgado.

¿Podemos instalar una piscina en la azotea desde nuestra empresa de piscinas?

En nuestra empresa de piscinas llevamos muchos años llevando a cabo la construcción, instalación, mantenimiento, reparación y rehabilitación de todo tipo de piscinas, de modo que podemos encargarnos de instalar una piscina en la azotea de tu comunidad de la forma más segura posible.

Deberás contar con los permisos necesarios, salvo que las normas municipales o particulares de la comunidad de propietarios lo limiten y tener en cuenta lo siguiente:

Por un lado, tenemos el peso de la estructura, como son las paredes y el fondo del vaso de la piscina y, por el otro, el peso del agua que contenga, que tendrá una relación directa con la profundidad de la piscina.

Hay que tener en cuenta también el peso del equipo técnico de filtración, muy localizado en un punto, concretamente en los filtros de arena de sílex para las piscinas grandes.

La instalación de piscinas en azoteas requiere de una buena y estudiada planificación ya que, además de tener en cuenta cómo hacer una piscina sobre el nivel del suelo, hay que tener en cuenta la seguridad durante la construcción, para evitar caídas a distintos niveles de los operarios.

Evitar también las molestias y daños en los bienes de la propia vivienda, así como en las colindantes, ya que en muchos casos se monta una piscina en edificios que ya están siendo habitados.

¿Qué trabajos van a realizarse?

Impermeabilizar la azotea; Para que no haya escapes ni fugas es importante realizar una impermeabilización y estanqueidad del espacio, eligiendo planchas de hormigón revestidas de poliéster, gresite o bien un liner para piscinas. El liner para piscinas es la opción más segura y rentable, ya que están formadas por unas membranas de PVC que proporcionan la máxima estanqueidad al vaso de la piscina.

Otro aspecto a tener en cuenta es que sería aconsejable aislar la piscina para evitar vibraciones y ruidos, las cuales se producen al bañarnos y podrían llegar a ser molestos para los vecinos.

Escoger el tipo de piscina más apropiado para las condiciones del espacio. El suelo de la azotea debe soportar el peso del agua y el de la propia construcción, de modo que siempre es aconsejable elegir la opción menos pesada, como pueden ser las piscinas de acero inoxidable, ya que es un material ligero, pero muy resistente y duradero.

En la reunión en la que se vote por la instalación de la piscina deberán resolverse todas las dudas, como por ejemplo elegir si será de cloración salina, porque es una opción apta para todo tipo de pieles, menos irritante, más sencilla de mantener y puede llegar a ser terapéutica, para todas aquellas personas con problemas articulares, lesiones, post operatorios, embarazadas, etc.

Sea cual sea vuestra decisión en la comunidad de vecinos, desde nuestra empresa de piscinas podremos ayudarte en todo lo que necesites. Contacta con nuestra empresa de piscinas y te diremos todo lo que podemos hacer por ti.